A nivel mundial, la productividad de los animales de granja es de 30-40% por debajo de su potencial genético debido a las condiciones de las granjas y a su estado de salud.

El principio científico de “programación metabólica”, destaca el hecho de que las influencias ambientales y nutricionales durante los primeros años de vida tienen un efecto duradero y profundo, tanto en humanos como en animales.

En 1992, Hales y Barker demostraron que una nutrición temprana adecuada o deficiente aumento la susceptibilidad a diabetes tipo 2 en la edad adulta de los humanos. En el cerdo, se ha demostrado que con suplementaciones específicas en el alimento de cerdos reproductores (F0/abuelos) mantienen su efecto hasta la segunda generación (F2).Por lo tanto, se puede comprobar que mediante la alimentación se puede influenciar drásticamente la genética (Maleszka, 2008; Lyko et al., 2010) y tener un efecto trans-generacional en el cerdo.

Por lo anterior, durante las primeras etapas del desarrollo de los cerdos se abre una ventana de oportunidad para influenciar el futuro desempeño productivo. La ventana que va desde la fase gestacional hasta las seis primeras semanas de vida.

También, debemos tomar en cuenta, que durante los últimos diez años, se ha incrementado el tamaño de la camada (más de 12 lechones). El aumento en el número de lechones (figura 1) vivos es una característica deseable de la piara, sin embargo las posibilidades de supervivencia se reducen dado que el peso y tamaño promedio se ve disminuido al aumentar el número de lechones gestados (figura 2). Esto aumenta el riesgo de propagación de enfermedades ya que como consecuencia de este hecho productivo, los lechones extras son colocados con cerdas nodrizas o alimentados artificialmente. Hay un déficit marcado en la producción láctea de la cerda, que en la mayoría de los casos no es suficiente para el número de lechones nacidos vivos (figura 3).

Figura  1. Aumento del número de Lechones a través del tiempo

Como consecuencia de la alta prolificidad de la cerda, la búsqueda de ingredientes y aditivos que, ya sea solos o en combinación, aminoren los efectos productivos como la severidad e incidencia de los problemas digestivos de las camadas grandes (Lange, 2010).

Tomando en cuenta los factores anteriores, una adecuada programación metabólica, el aumento de número de lechones por camada y la baja tasa de supervivencia, requieren de un producto lácteo de consistencia adecuada en forma de papilla o yogurt que complemente la nutrición proporcionada por la cerda lactante a partir del día uno de nacimiento y post consumo de calostro.

Figura  2. Cambios en el tamaño de camada         

Figura 3. Déficit de producción láctea

MATERIAL Y METODOS,

Se utilizó un alimento completo en forma de papilla o yogurt (el cual será llamado yoghurt en adelante) en una dilución 1:2.5, que contiene más materia seca que un sustituto lácteo. Este producto esta formulado a base de derivados subproductos lácteos, así como de aceites vegetales, de frutas, cereales y subproductos de cereales, subproductos proteicos, aditivos de preservación, prebióticos, vitaminas y minerales (composición exacta confidencial propiedad intelectual de Trouw Nutrition Sloten; the Netherlands; MILKIWEAN YOGHURT ®).

Con el yoghurt se realizaron siete experimentos a nivel productivo en diferentes regiones del mundo (México, Alemania, Chile) los cuales serán explicados a continuación:

Experimento 1: México – Granja comercial de 3,000 vientres; se buscó conocer el efecto del suministro de Yoghurt™ en el período de lactancia sobre el peso de los lechones al destete con un diseño experimental completamente al azar. Cuarenta camadas fueron asignadas a tratamiento (20 control y 20 Yoghurt™), las cuales tuvieron un peso vivo inicial de control 1.41kg y Yoghurt™ 1.43kg (P>0.74). Se midieron las siguientes variables: consumo diario de alimento (CDA), peso, mortalidad y se calculó la ganancia diaria de peso (GDP). Experimento 2: México – Granja comercial de 5,000 vientres; se buscó conocer el efecto del suministro de diferentes producto lácteos utilizados en el periodo de lactancia sobre el peso vivo de los lechones al destete, con un diseño experimental completamente al azar. Cuarenta y nueve camadas fueron asignadas a tratamiento (9 control, 20 lacto-reemplazador y 20 Yoghurt™), las cuales tuvieron un peso vivo inicial de control 1.61kg, sustituto lácteo 1.65kg y Yoghurt™ 1.75kg (P>0.3361). Se midieron las siguientes variables: Peso y se calcularon la ganancia diaria de peso (GDP) y el coeficiente de variación de peso vivo (CV Peso). Experimento 3: México – Granja comercial de 2,000 vientres; se buscó conocer el efecto del suministro de Yoghurt™ en el período de lactancia sobre el peso de los lechones al destete con un diseño experimental completamente al azar. Fueron usadas 100 camadas que fueron asignadas a dos tratamientos (18 control y 82 Yoghurt™). Las camadas tuvieron un peso vivo inicial de control 1.31kg y Yoghurt™ 1.28kg (P>0.57). Se midieron las siguientes variables: consumo diario de alimento (CDA), peso al día 14 y al destete, mortalidad  y se calculó la ganancia diaria de peso (GDP), así como el efecto por grupo de parición. Experimento 4: Alemania – Granja comercial de 660 vientres; se buscó conocer el efecto del suministro de  Yoghurt™ y un pre-iniciador contra el uso de solo pre-iniciador en el período de lactancia. Los efectos se midieron sobre el peso de los lechones al destete con un diseño experimental completamente al azar. Un total de 100 camadas fueron asignadas a tratamiento (18 control y 82 Yoghurt™), las cuales tuvieron un peso vivo inicial de 1.3 kg. Se midieron las siguientes variables: consumo, peso y mortalidad diarias  y se calculó la ganancia diaria de peso (GDP). Experimento 5: Alemania –  En el centro de investigación agrícola y pecuario oficial, Hauss Düsse,  en Bad Sassendorf-Ostinghausen, Alemania se condujo un experimento en donde los lechones fueron observados con video para analizar el efecto del comportamiento animal al consumo de alimentos. Las grabaciones fueron analizadas por la Fachhochschule Südwestfalen (Universidad responsable), Soest en Alemania. El Yoghurt™ está continuamente disponible para los lechones en todo momento. Se evaluó número de visitas al comedero durante todo el tiempo. Experimento 6: Alemania – El experimento fue conducido con 48 camadas comerciales, la cuales fueron dividas en 2 grupos. El primer grupo recibió Yoghurt™ los primeros 14 días de edad y después se continuo con un alimento tipo pre-iniciador. El segundo grupo solo recibió la leche de la cerda y un alimento pre-iniciador. Se pesaron los lechones individualmente. Experimento 7: Chile – Granja comercial de 4500 vientres en producción. Se utilizaron 850 madres por tratamiento (control vs Yoghurt™) El tratamiento control consta de leche desde día 10 hasta el dia 21 y el tratamiento con Yoghurt™ del día 1al 15, con un periodo de transición a partir del día 13 al15 y termina con leche materna.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN.

En el cuadro 1 se presentan los resultados del experimento 1. Los resultados muestran que las variables: edad al destete, peso y numero de lechones iniciales no son estadísticamente significativas (P>0.05).  Sin embargo, el peso al destete del grupo que consumió Yoghurt™ muestra una diferencia en el peso promedio de 784g (control 5.49 kg vs 6.28 kg), lo que se traduce en 42 g más de ganancia por día para tratamiento con Yoghurt™.

En el cuadro 2 se presentan los resultados del experimento 2. Los resultados muestran que las variables: edad al destete y peso inicial no son estadísticamente significativas (P>0.05).  Sin embargo, el peso al destete del grupo que consumió Yoghurt™ muestra una diferencia en el peso promedio de 870g (control 5.79kg vs Yoghurt™ 6.66kg) cuando es comparado con el control. Así mismo, Yoghurt™ proporciono los 330g de incremento cuando es comparado con el lacto-reemplazante. En ambos casos la ganancia diaria de peso fue superior para Yoghurt™ (32g vs control; 15g vs lacto-reemplazador). Al evaluar el coeficiente de variación al destete podemos notar una diferencia numérica en la reducción de la variación (P=0.137), la cual probablemente pudiera ser significativa al aumentar el número de camadas.

En el cuadro 3 se presentan los resultado del experimento 3. Se puede observar que aunque hay un aumento numérico de peso tanto al día 14 como al destete, no es estadísticamente significativo (P=0.162). Esto se puede deber a múltiples factores que se explicaran a continuación; 1.- El producto no compite con la leche materna. Esta es una característica deseable, pues el lechón buscara como primera opción amamantarse y después usara un alimento alternativo con Yoghurt™. 2.- El lechón debe consumir al menos 300g de Yoghurt™ para obtener los efectos al destete.

Cuando se analizan los datos del experimento en donde los lechones fueron observados con video para analizar el efecto del comportamiento animal al consumo de alimentos; se observó que los lechones visitan el plato donde el Yoghurt™ está continuamente disponible después de que se han amamantado de la cerda. Este comportamiento puede deberse a que amamantar estimula el apetito de los lechones, sin embargo parece que la cantidad leche que la cerda está produciendo no es suficiente para saciar el apetito de los lechones en todo momento. Se evaluó número de visitas al comedero durante todo el tiempo, los resultados muestran que después del primer día de oferta del Yoghurt™ se registraron hasta 80 visitas en el día y al día 5 se habían aumentado hasta 200 visitas (Grafica 1). Con esto se demuestra que el yoghurt estimula el aumento de la ingesta total del alimento, dado a que los lechones “aprenden” a comer a edad mas temprana.

En el Cuadro 1, claramente se puede notar que el desempeño productivo se mejora por un aumento en consumo de materia seca (control 870g vs Yoghurt™ 1,840g) lo que se podría interpretar como una menor tasa de mortalidad, debido a una mejora en la salud general del lechón al mejorar el estatus inmunitario. Es sabido que Yoghurt™ ayuda a la maduración del tracto gastrointestinal, preparando el sistema digestivo para poder recibir mejor forma el alimento sólido.

En la Grafica 2, se resumen las ganancias de peso de los diferentes experimentos, sin embargo las R2 son aun bajas, lo que podría explicarse por las diferencias medio ambientales de los experimentos, por lo que se requiere más investigación. Sin  embargo, si extrapolamos la diferencia en ganancia obtendríamos un aumento de 26g por día y si multiplicamos esa ganancia por 21 días al destete nos da 538g, que por 11.5 lechones tenemos un aumento total de 5.92 kg por camada. Esto representa claramente un lechón más en peso vivo, incluso cuando se hace el mismo ejercicio versus el sustituyo lácteo, en donde el aumento observado es 20g por día, por 21 días al destete nos deja con 420g que por 11.5 lechones nos Yoghurt™ sobre el desempeño de los lechones.

El periodo de destete del lechón es complejo ya que tiene que superar la abrupta separación de su madre, ser incorporado a un nuevo grupo de individuos de otras camadas, cambiar de una alimentación altamente digestible en base a líquidos a un alimentación menos digestible y mucho más compleja (por estructura de materias primas) en base a sólidos. Toda la tensión fisiológica por la cual debe de pasar el lechón al destete,  como mencionado anteriormente, es exacerbado por la edad al destete que varía entre 21 a 35 días de edad (Pluske, et al 1997). Como resultado los lechones presentan un bajo y variable consumo de alimento y agua. Esto compromete su crecimiento y puede causar diarreas. Dado que este fenómeno productivo es un proceso multifactorial que resulta en una serie de cambios entéricos que altera la arquitectura y funcionalidad del tracto gastro intestinal, en especial de la actividad enzimática y microbiana del intestino delgado. Con el afán de optimizar la respuesta biológica de los lechones se han estudiado diferentes enfoques nutricionales.

P>0.05; *Efecto del grupo de parición.

El Yoghurt™ comprueba, con los datos presentados, ser una opción para preparar a los lechones a que lleven a cabo esa transición de una manera menos abrupta. El Yoghurt prepara efectivamente el sistema gastrointestinal a mantener activas las funciones, de absorción de nutrientes, absorción y secreción de electrolitos, secreción de mucinas e inmunoglobulinas, que actúan como barrera de protección contra agentes patógenos (Lalles, 2007).

Más estudios deben de realizarse para identificar claramente los cambios fisiológicos que promueve el Yoghurt™ y continuar con los ensayos más allá del destete, dado que durante las primeras dos semanas del destete y post destete se desarrollan cambios en el tejido del tracto gastro intestinal que alteran la permeabilidad y funcionalidad de los mismos. Estos cambios son usualmente asociados al periodo de ayuno antes mencionado (Inoue et al 2005, Konstatinov, 2004).

CONCLUSION

El yoghurt es una alternativa viable para el desarrollo temprano de los lechones. No compite con la leche materna y estimula el consumo de alimento solido a más temprana edad, lo que se traduce en mayor peso y uniformidad de la camada, además de una mejora en la tasa de supervivencia.

Literatura citada

  1. de Lange CFM, Pluske JR, Gong J, Nyachoti CM: Strategic use of feed ingredients and feed additives to stimulate gut health and development in young pigs. Livest Sci 2010, 134:124–134.
  2. Hales CN, Barker DJ: Type 2 (non-insulin-dependent) diabetes mellitus: the thrifty phenotype hypothesis. Diabetolgia 1992 Jul:35 (7): 595-601.
  3. Hampson DJ: Postweaning Escherichia coli diarrhoea in pigs. In Escherichia coli in Domestic Animals and Humans. Edited by Gyles CL. Wallingford UK: CAB International; 1994:171–191.
  4. Inoue R, Tsukahara T, Nakanishi N & Ushida K (2005) Development of the intestinal microbiota in the piglet. Journal of General and Applied Microbiology51, 257–265.
  5. Konstantinov SR, Favier CF, Zhu WY, Williams BA, Klu ̈ss J,Souffrant WB, de Vos WM, Akkermans ADL & Smidt H(2004b)  Microbial diversity studies of the porcine gastro-intestinal ecosystem during weaning transition.AnimalResearch53, 317–324
  6. Lallès JP, Bosi P, Smidt H, Stokes CR: Weaning – a challenge to gut physiologists. Livest Sci 2007, 108:82–93.
  7. Liko D, et al. (2010) Stb3 plays a role in the glucose-induced transition from quiescence to growth in Saccharomyces cerevisiae. Genetics 185(3):797-810.
  8. Lusk JL, Norwood FB, Pruitt JR: Consumer demand for a ban on antibiotic drug use in pork production. Am J Agric Econ 2006, 88:1015–1033.
  9. Maleszka R. Epigenetic integration of environmental and genomic signals in honey bees: the critical interplay of nutritional, brain and reproductive networks. Epigenetics 2008 Jul-Aug:3(4):188-92
  10. Pluske, JR, Hampson DJ, Williams IH: Factors influencing the structure and function of the small intestine in the weaned pig: a review. Livest Prod Sci 1997, 51:215–236.
  11. Reijnders,  L: Antimicrobial growth promoters: consumer concerns and demands. In Antimicrobial growth promoters: Where do we go to from here? Edited by Barug D, de Jong J, Kries AK, Verstegen MWA. The Netherlands: Wageningen Academic Publishers; 2006:59–67.

Soria Arlette
Nutricionista Multiespecies para Sur America, Trouw Nutrition LatAm

Master of Science, University of Illinois
Maestría en Ciencias de la Salud y de la Producción Animal, Universidad Nacional Autónoma de México
arlette.soria@trouwnutrition.com

2 thoughts on “Yoghurt: Nueva tecnología en alimentación de lechones

Deja un comentario