Actualmente, avicultores y consumidores de pollo comparten un interés común por la reducción del uso de antibióticos. Las exigencias del consumidor de proteína producida sin antibióticos dan lugar a que los productores se replanteen el uso de antimicrobianos en los animales. Entretanto, el incremento de las tasas de resistencia a los antimicrobianos representa una preocupación para la salud tanto animal como humana.

Escrito por Barbara Brutsaert, Gerente Global de Salud Intestinal Avícola

Este dilema recientemente me hizo caer en cuenta de que el enfoque personalizado en la reducción de antimicrobianos del programa integral del Alimento, Granja y Salud de Trouw Nutrition está arraigado en los mismos principios en los que se basan los esfuerzos para reducir la Resistencia Antimicrobiana en humanos.

En Trouw Nutrition creemos en un enfoque personalizado a las necesidades y circunstancias de cada granja e integrado en el manejo del alimento, granja y salud. Cuanto mejor podamos personalizar las intervenciones a los desafíos que tenemos, menos requeriremos del uso de antibióticos. A continuación, presentamos un enfoque de seis pasos para lograr parvadas de alto desempeño, ciclo tras ciclo, sin el uso de los antibióticos.

Paso 1: Identificar el objetivo de reducir el uso de antibióticos

Poner en claro la finalidad y el resultado deseado del esfuerzo de reducción de antibióticos. Lo que algunos proveedores quieren es producir sin usar antibióticos en lo absoluto, otros quieren disminuir su dependencia a ellos, mientras que otros buscan una certificación, como la de Producidos sin Antibióticos (Raised Without Antibiotics). Los esfuerzos de reducción antimicrobiana satisfactorios requieren del compromiso de toda la organización, para lo cual una reunión de alto nivel establecerá las expectativas desde el comienzo. Las preguntas a abordar incluyen: ¿Cuál es la reducción antimicrobiana que se quiere conseguir en la granja y en qué período desea conseguirlo? Las respuestas pueden develar un plan práctico con roles claramente definidos para todos los miembros del equipo. Por lo general, la reducción de antimicrobianos se implementa gradualmente, con reducciones sucesivas hechas después de evaluaciones positivas (véase la figura 1, paso 6).

Paso 2: Analizar los datos de inicio del alimento balanceado, granja y salud

Para medir del avance es necesario establecer una referencia para hacer comparaciones. Deben evaluarse las condiciones relacionadas con el alimento, la granja y la salud.

Manejo del alimento: Al evaluar el consumo de alimento y el programa de alimentación tenga en cuenta la estirpe (por ejemplo, Ross o Cobb). La ficha de los datos de inicio como referencia debe abordar estas cuestiones: ¿Cuánto tardan los pollitos de un día de edad en comer y cuál es su consumo de alimento? ¿Cuál es el análisis nutricional del alimento y ver si es constante? ¿Los niveles de factores antinutricionales, como las micotoxinas, mohos y Enterobacterias están dentro de rangos aceptables de inocuidad? En caso de sobrepasar el umbral, ¿qué niveles se tienen que reducir? ¿Es suficiente la estructura del alimento para apoyar la función de la molleja, al mismo tiempo que se respeta la calidad del pélet?

Manejo de la granja: Los pollitos de un día de edad son vulnerables, por lo que se debe evaluar tanto la calidad de los recién llegados, como la uniformidad del peso y temperatura corporal. Tome en cuenta el clima de la caseta. ¿Es el rango de temperatura el adecuado y está lo suficientemente caliente el piso? ¿Debe ajustarse la ventilación? ¿Se colocó alimento fresco en el papel del pollito y se sienten estos cómodos para comerlo? En la primera semana los pollitos nuevos cuadriplican su peso corporal, lo cual pone una enorme presión en el tracto gastrointestinal. ¿Tienen los pollos fácil acceso a los comederos y bebederos durante el ciclo? ¿Cómo es la bioseguridad? ¿Está bien manejada la higiene del piso?

Manejo de la salud: Es importante saber cuáles antibióticos se utilizan en la granja y con qué finalidad. Las siguientes preguntas ayudan a crear un punto de inicio: ¿Presentan los antibióticos una efectividad constante? De ser la respuesta “no”, ¿por qué no? ¿Se realizan antibiogramas? ¿Se lleva a cabo un programa personalizado de rotación de anticoccidianos así como un programa de vacunación personalizado bien aplicado? ¿Qué aditivos de alimentos y agua se utilizan? Además de analizar lo que consumen, evalúe la consistencia y calidad de las deyecciones de las aves. Mediante necropsias se debe evaluar la calificación de la disbacteriosis, así como proporcionar calificaciones a condición de molleja y coccidiosis.

Paso 3. Introducir soluciones personalizadas

Se deben introducir soluciones específicas solo después de hacer una auditoría (de preferencia que abarque toda la cadena de producción). Además de las opciones principales descritas en otros articulos anteriores, otras opciones incluyen productos, modelos e intervenciones de servicio. Los ejemplos incluyen:

Manejo del alimento

  • ChickCare: alimento balanceado de alta calidad para los primeros días de vida del pollito
  • Modelos: el concepto de estructura de NutriOpt brinda consejos de formulación de alimento para mejorar la función de la molleja
  • Gestión de Riesgos de Micotoxinas (GRM): el programa mitiga directamente los riesgos de las micotoxinas o mediante el control del moho

Manejo de la granja

  • Servicio: Aconseja sobre el clima de la caseta, colocación de los comederos y bebederos de acuerdo con la edad del pollo y otras consideraciones ambientales

Manejo de la salud

  • Productos: uso estratégico de una combinación sinérgica basada en cuatro pilares que brindan un modo de acción específico (por ejemplo, Presan-FY y IntelliBond C)
  • Servicio: calificación salud intestinal e idntificación disbacteriosis

Paso 4: Recuperación de la inversión

Compare los recursos (adaptaciones del alimento, aditivos, etc.) necesarios para implementar la solución sugerida con la posible rentabilidad con base en los precios (por ejemplo, el precio del alimento y de la carne) y las experiencias anteriores. Una estrategia reducción de uso de antibióticos sólida debe tener sentido en cuanto a eficacia y economía del productor. Si no, se requiere de una nueva revisión de necesidades y soluciones.

Paso 5: Implementación

Ahora empieza el verdadero trabajo. Los miembros del equipo en la ubicación del cliente que representan distintos campos de experiencia se conectan con los respectivos expertos de Trouw Nutrition: gerentes de granja, nutricionistas o veterinarios. Los expertos del equipo mundial de innovación de Trouw Nutrition apoyan al equipo en el campo.

Paso 6: Evaluar, adaptar, repetir

Por último, evaluamos si la intervención implementada cumple con las necesidades del cliente como se indica en el paso 1. Cuando esto se consigue, procedemos al siguiente paso hasta llegar al siguiente nivel de reducción de antibióticos. El proceso se repite hasta lograr el objetivo final. En un mercado dinámico, es inevitable que con el tiempo se afine el objetivo inicial. Desplegar de manera coherente un ciclo de seis pasos que integre el manejo del alimento, de la granja y de la salud, puede hacer que el programa RAM pase de ser un mero proyecto, a la realización.

Este artículo ha sido anteriormente presentado en la revista Poultry World.

Deja un comentario