Reduciendo el uso de antibióticos a través de aditivos estratégicos en el alimento balanceado

La salud intestinal es un desafío persistente para el productor de pollo de engorde, el cual representa hasta el 80% de los antimicrobianos utilizados en la producción avícola, dado que la mayoría de los otros problemas de salud se previenen con vacunas. Fundamental para garantizar la óptima absorción de nutrientes del ave, la salud intestinal … Seguir leyendo Reduciendo el uso de antibióticos a través de aditivos estratégicos en el alimento balanceado

Seis pasos para ser exitoso en la salud del pollo de engorde

Actualmente, avicultores y consumidores de pollo comparten un interés común por la reducción del uso de antibióticos. Las exigencias del consumidor de proteína producida sin antibióticos dan lugar a que los productores se replanteen el uso de antimicrobianos en los animales. Entretanto, el incremento de las tasas de resistencia a los antimicrobianos representa una preocupación para la salud tanto animal como humana.

Alimentación temprana, calidad e inocuidad del alimento balanceado

La salud intestinal del pollo de engorde requiere que el ave tenga un acceso temprano y fácil al alimento y agua, inocuos y de alta calidad. Las medidas de control de calidad son esenciales para minimizar el riesgo de patógenos, endotoxinas y micotoxinas así como de factores antinutricionales en el alimento balanceado. La alimentación temprana, el alimento de calidad, la estructura física y la inocuidad son importantes para reducir la necesidad de los antibióticos.