En las actuales operaciones comerciales de pollo de engorde es común que los pollitos experimenten retrasos en el acceso es común que los pollitos experimenten retrasos en el acceso al alimento. Este retraso luego es reflejado en efectos adversos en su productividad y por ello la alimentación de en los primeros días es vital para el desempeño del pollito a lo largo de su vida. Además, los alimentos pre-iniciadores disponibles en el mercado se basan generalmente en las necesidades nutricionales del pollito a partir de los diez días de vida, momento en el cuál sus necesidades alimenticias han variado dramáticamente.

Optimizando la productividad del pollito

Mediante estudios científicos exhaustivos, Trouw Nutrition ha identificado las necesidades nutricionales, específicamente analizando los requerimientos nutricionales, metabolismo mineral y proteínas funcionales necesarias, para el desarrollo del pollito de engorde desde sus primeros días de vida.

En base a estos estudios, Trouw Nutrition lanza al mercado, ChickCare®, un producto de alimentación temprana completamente nuevo que está destinado a optimizar la
productividad del pollito de engorde maximizando su potencial genético desde su comienzo.


Basado en la plataforma LifeStart

En promedio los animales producen entre un 30 y un 40% por debajo de su potencial genético. Investigaciones alrededor del mundo han concluido que el alimento que proporcionemos durante los primeros días de vida tienen un efecto profundo y duradero en la salud del animal y su capacidad para crecer a su máximo potencial.

En base a los principios LifeStart, la tecnología de ChickCare® promueve un crecimiento consistente a lo largo de la vida del pollo, incrementando consecuentemente la ganancia por pollo para el productor y por tanto el beneficio económico al final de la producción.

Utilizando un micro-pellet como vehículo, ChickCare® incrementa la digestibilidad de materias primas y la disponibilidad de nutrientes en la cantidad precisa y de manera eficaz reduciendo el desperdicio. La combinación única de nutrientes y minerales presente en ChickCare® tiene un efecto positivo significativo en el rendimiento del peso corporal del pollo desde de los primeros cuatro días de vida.

Como se puede ver en la Figura 1, esta ganancia de peso corporal es también expresada tanto en el peso final como en la mejora en la eficiencia alimenticia reflejada en la tasa de conversión alimenticia